Tipos de carga logística que debes conocer y su importancia
Planeador de rutas: qué es, funcionalidades y ventajas
25 de abril de 2022

Tipos de carga logística que debes conocer y su importancia

Tipos de carga logistica

Tipos de carga logistica

¿Qué tipo de vehículo utilizar cuando se transportan aceites? ¿Qué protocolos seguir con los químicos peligrosos? ¿De cuánto es la capacidad de un contenedor? ¿Cuáles son los tipos de carga logística?  Las preguntas pueden invadirnos cuando apenas estamos incursionando en el transporte internacional de mercancías.

Es por este motivo que siendo expertos en logística, preparamos el siguiente artículo para ayudarte a resolver tus dudas sobre los tipos de cargas.

En primer lugar, debes saber que una carga logística es todo componente que se transporta de un punto (A) a un punto (B). Abarca desde materias primas como gas o sal, hasta productos finales como electrodomésticos o vinos.

 

Carga logística general: se transportan en cantidades pequeñas y en unidades separadas. A su vez, se divide en tres.

 

  1. Con embalaje: como su nombre lo dice, es la que necesita de un empaque para mantener su integridad.

 

  1. Sin embalaje: al contrario de la anterior, no necesita de un embalaje porque la misma condición de los materiales les garantiza su protección.

 

  1. Unitarizada: se trata de varias unidades que se agrupan por tamaños. Este tipo de carga puede ser paletizada, es decir, en la que hay varios productos de un mismo tipo que se colocan sobre unas paletas; preeslingada cuando la carga viene lista para enganchar y contenerizada, cuando se transporta en contenedores.

 

Ejemplos: repuestos mecánicos, jabones, libros, tubos metálicos, muebles, cartón, etc.

 

Tipos de contenedores: como ya vimos, para cada tipo de carga existen ciertas condiciones de seguridad. De la misma manera, existen diferentes clases de contenedores que funcionan mejor para una u otra carga.

 

De acuerdo con la norma internacional ISO-668-2, para las cargas generales se utilizan los contenedores Dry-van, los cuales se cierran herméticamente y tienen las medidas estándar de 20 o 40 pies de tamaño.

 

Así mismo se pueden usar los high cube que mantienen el mismo peso reglamentario que los Dry-van, con la diferencia de que superan los 40 pies en tamaño. También se utilizan los contenedores Open top y Open side. Estos tienen la particularidad de que están abiertos en el techo o en uno de los lados, respectivamente.

 

Y finalmente, los contenedores Flat rack, un tipo muy particular que consiste en una base plana, solo 2 paredes y los amarres. Este tipo de contenedores se emplean para transportar cargas de medidas poco convencionales, como vehículos industriales.

 

A granel: se caracteriza por ser abundante y no requerir embalaje, esto quiere decir que el mismo vehículo le sirve de recipiente. Siendo así podemos adivinar que en la carga a granel se encuentran materiales en estado bruto, los cuales se dividen en sólido, líquido y gaseoso.

 

Ejemplos: arena, trigo, petróleo, aceites, gas propano, fertilizantes, entre otros.

 

Tipos de contenedores: el más utilizado para la carga a granel es el Bulk o BLK que viene con un tamaño estándar de 20 pies. El Bulk se diferencia de los contenedores Dry-van porque cuenta con escotillas en la parte superior o en los laterales.

 

Por otro lado, para las cargas líquidas se emplea el ISO tank, un contenedor de forma cilíndrica con un tamaño de 20 pies.

 

Ahora bien, la carga a granel tiene que ser medida mediante el peso, razón por la cual suele ser engorroso para las empresas controlar que el envío de esta carga logística no supere la inversión en comparación con las ganancias.

 

Para estos casos, lo más aconsejable es recurrir a una plataforma tecnológica con capacidad para gestionar envíos masivos de cargas, como SmartQuick, que cuenta con su propia aplicación para medir y optimizar la logística.

 

Perecedera: en esta categoría suelen entrar los alimentos, ya que tienen una fecha de caducidad. La carga perecedera es, por tanto, aquella que tiene un tiempo límite de vida útil.

 

Ejemplos: carnes, pescados, lácteos, frutas, verduras, medicamentos y flores.

 

Tipos de contenedores: para las cargas perecederas se suelen usar dos tipos de contenedores. El Reefer o RF que por su cualidad para refrigerar mantiene la temperatura constante de los productos. Por norma, el Reefer debe tener un tamaño de 20 o 40 pies.

 

En segundo lugar, está el Reefer high cube o RH, un tipo de contenedor muy parecido al Reefer tradicional, pero con las características del High cube, es decir, con una altura mayor y un peso estándar.

 

Peligrosa: no hace falta especificar de qué trata este tipo de carga, su mismo nombre indica que está reservado a sustancias que representen un riesgo para personas, animales y el medioambiente.

 

Ejemplos: ácidos, peróxidos, gases o líquidos inflamables, sustancias corrosivas, material radioactivo, etc.

 

Tipos de contenedores: para las cargas peligrosas se utilizan los mismos contenedores refrigerantes que ya hemos visto en la sección de carga perecedera, o en el caso de los líquidos inflamables, el ISO tank. Esto sucede así porque las sustancias peligrosas deben tener un embalaje propio para que puedan ser transportadas con seguridad.

 

Como resultado del tipo de mercancía, la logística para las cargas peligrosas requiere mucha atención y cuidado. Es por esta razón que la normativa internacional ha dispuesto múltiples normas de prevención de accidentes, como la marcación de contenedores con nomenclatura y símbolos.

 

Lee más sobre la rotulación de carga logística peligrosa.

 

Si necesitas la experticia de un operador de logística para transportar cargas peligrosas, puedes confiar en Quick, tenemos experiencia internacional y estamos certificados en la Trinorma. Lo mejor de todo es que facilitamos la gestión de todo el proceso con tecnología, la cual permite controlar costos y aumentar ganancias.

 

Ahora que conoces de cargas logísticas, estás preparado para marcar tu mercancía y decidir cuál es el medio más adecuado para transportarla; y por supuesto, cuál es el mejor aliado para apoyar tu operación logística. ¿Qué esperas para iniciar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cotizar Aquí